Soy consultor gerencial y de sistemas de información con un conocimiento profundo de soluciones de alto perfil para pequeñas y medianas empresas, que pueden ir desde minoristas hasta fabricantes. Algunas veces los presidentes/dueños de empresas me han llamado su coach personal, aunque estoy muy lejos de serlo.

Para los que enfrentan problemas tecnológicos:

Dado que solo me enfoco en las soluciones, no prefiero una tecnología especifica sobre otra; simplemente uso la que mejor se adapte a mi cliente y resuelva los problemas que pueda estar enfrentando en ese momento, de forma eficiente y expedita. Me encanta Microsoft y Linux, así como las soluciones propietarias o de código abierto. No evangelizo sobre la tecnología en general. «Promiscuidad» es el sustantivo  que más se acerca a mis preferencias por el software o hardware. Escribiré algunas líneas de código solo si soy el último recurso, pero no programo en general.

Para los que enfrentan problemas gerenciales:

Con mi entrenamiento formal en teoría general de sistemas, tomaré una vista aérea e integral de su empresa para ver cuáles son las áreas que necesitan atención con más urgencia.  Mi experiencia me dice que la mayoría de los problemas son causados por la gente, comunes y gentiles por igual. Si es necesario, le sugeriré que se despida a sí mismo. Usted no puede contratarme para que le vea como un dios intocable, porque usted bien podría ser uno de los demonios que están creando su infierno corporativo. Me han visto pedirles a los accionistas que se mantengan alejados de sus empresas. Lo han hecho y los problemas se han resuelto. Empodero a perdedores para convertirlos en ganadores. Soy un amante corporativo: no me caso con una empresa especifica (¡pero el dinero habla!)

Yo, sin verbos.

Venezolano. Cercano a los 45. Casado. Tres hermosos hijos. Sin títulos pero con una amplia educación universitaria. Vaqueros (jeans) y camisas sueltas, de esmoquin a petición. Estrictamente monoteísta. Bill, Ken, y Dennis, mis héroes tecnológicos. Deming, la inspiración en la calidad. SunOS (Unix) el ambiente nativo, Windows el adoptado. Números, en casi todo; palabras para lo demás. Apasionado por la gente. Instagram sobre Twitter (más o menos). Casi siempre en el medio, nunca en los extremos. Ajedrez, matemática, fútbol, escultismo, fotografía, gente. Loco, creativo, diferente.